sábado, 9 de noviembre de 2013

El arte de conducir bajo la lluvia. The art of racing in the rain


En Mongolia, cuando un perro muere es enterrado en lo alto de la montaña para que nadie pueda pisar su tumba. El dueño del perro le susurra al oído que desea que se reencarne, en su próxima vida, en un hombre. Hasta entonces, el alma del perro es libre de vagar por la tierra y sus paisajes, durante el tiempo que quiera. Sólo algunos perros se reencarnan en hombres, únicamente los que están listos para ello. Yo estoy listo.
Esto lo aprendí viendo un programa de National Geographic en la televisión, así que debe de ser verdad. Vivo con Danny, y he aprendido tanto de él... he aprendido los principios para ser un buen piloto de carreras. Equilibrio, anticipación, paciencia. Éstas son lecciones muy importantes, tanto para la vida como para una pista de carreras. Danny es un verdadero campeón, aunque no todos lo vean así, porque Danny tiene responsabilidades. Tiene a su hija Zoë. Y me tiene a mí.
  Lo que más me gusta es correr por la hierba con la cabeza baja, sintiendo cómo las gotas de agua del rocío me salpican la cara. Me gusta correr y sentir todos los olores, toda la vida. Cuando yo regrese a este mundo voy a volver como un hombre, y voy a caminar entre vosotros. Voy a estrechar vuestras manos. Y cuando vea a un hombre, o a una mujer, o a un niño en problemas, voy a ofrecerle mi mano, a él, a ella, a ti. Al mundo. Voy a ser un buen ciudadano, un buen amigo en el camino de la vida que todos compartimos.
Mi nombre es Enzo. Y ésta es mi historia.

El arte de conducir bajo la lluvia lo tiene todo: amor, tragedia, redención, peligro y lo mejor, el narrador canino Enzo, cuya alma de perro longevo tiene mucho que enseñarnos sobre el ser humano.
Enzo sabe es diferente a otros perros: un filósofo con un alma casi humana (y una obsesión por los pulgares), que ha educado él mismo mirando la televisión y escuchando atentamente las palabras de su maestro, Denny Swift, un prometedor piloto de carreras.
A través de Denny, Enzo ha conseguido introducirse en la condición humana, y ve que en  la vida, como en las carreras, no se trata simplemente de ir rápido. Utilizando las técnicas de las pistas de carreras, se puede aprobar con éxito todas las pruebas de la vida.






En la víspera de su muerte, Enzo hace balance de su vida, recordando todo lo que él y su familia han sido a través de los sacrificios que Denny ha hecho para triunfar profesionalmente; la inesperada pérdida de Eva, la esposa de Denny; la batalla de tres años para quedarse con su hija Zoe,  cuyos abuelos maternos intentaron por todos los medios obtener su custodia. Al final, Enzo sostiene en su corazón el sueño que Denny se convertirá en un campeón de carreras con Zoë a su lado. Habiendo aprendido todo lo necesario para ser una persona compasiva y exitosa, el sabio canino apenas puede esperar hasta su próxima vida, cuando está seguro de que volverá como un hombre.
Una historia desgarradora pero profundamente divertida y en última instancia edificante de la familia, amor, lealtad y la esperanza, El arte de conducir bajo la lluvia es un maravilloso y cautivador libro en el que se echa un vistazo a las maravillas y absurdos de la vida humana... como sólo un perro podría hacerlo.





Enzo knows he is different from other dogs: a philosopher with a nearly human soul (and an obsession with opposable thumbs), he has educated himself by watching television extensively, and by listening very closely to the words of his master, Denny Swift, an up-and-coming race car driver.
Through Denny, Enzo has gained tremendous insight into the human condition, and he sees that life, like racing, isn't simply about going fast. Using the techniques needed on the race track, one can successfully navigate all of life's ordeals.
On the eve of his death, Enzo takes stock of his life, recalling all that he and his family have been through: the sacrifices Denny has made to succeed professionally; the unexpected loss of Eve, Denny's wife; the three-year battle over their daughter, Zoë, whose maternal grandparents pulled every string to gain custody. In the end, despite what he sees as his own limitations, Enzo comes through heroically to preserve the Swift family, holding in his heart the dream that Denny will become a racing champion with Zoë at his side. Having learned what it takes to be a compassionate and successful person, the wise canine can barely wait until his next lifetime, when he is sure he will return as a man.
A heart-wrenching but deeply funny and ultimately uplifting story of family, love, loyalty, and hope, The Art of Racing in the Rain is a beautifully crafted and captivating look at the wonders and absurdities of human life . . . as only a dog could tell it.












1 comentario :

Monas de Seda dijo...

No había oido habalr de este libro y tiene muy buena pinta. La pena es que últimamente no saco casi tiempo para leer...pero aún así me pensaré pedirmelo para reyes jiji :) Muacks

DiY: Camiseta Varsity
◈✾◈✾◈DiY-Monas de Seda◈✾◈✾◈